Si hablamos de teatros verdaderamente legendarios no sólo en la ciudad de Buenos Aires, sino en toda la Argentina e incluso en América del Sur en su totalidad, sin duda tenemos que hablar del Teatro Colón.

Ubicado en pleno centro de la ciudad, frente a la mítica Avenida 9 de Julio y a pocos metros del Obelisco y la Avenida Corrientes, el Colón es indudablemente uno de los íconos de la cultura argentina, no sólo en lo referente a la música clásica y el ballet, sino también al teatro, la danza y la música popular en general. Por su escenario han pasado figuras como Igor Stravinsky, Enrico Caruso, Maria Callas, Maia Plissetskaya, y muchas otras luminarias de la historia de la música y las artes escénicas.

Historia y presente

Fundado originalmente en 1888, el teatro tal y como se lo conoce hoy en día fue inaugurado en 1908, poco tiempo antes de las celebraciones del primer centenario de la Revolución de Mayo, un período de gran crecimiento económico y expansión cultural para Buenos Aires y el país.

El edificio actual fue creado sobre lo que fue una antigua estación ferroviaria. El edificio fue creado en estilo italiano y fue, para la época de su inauguración, considerado una de las mejores salas de ópera de todo el mundo. Estrellas del mundo de la música viajaron a Buenos Aires para presentarse en su escenario, algo que no dejó de suceder a lo largo de su tumultuosa historia.

Actualmente, después de una larga y controversial restauración, el teatro sigue abierto al público y continúa siendo uno de los pilares de la cultura porteña. Su escenario no sólo aloja música clásica y danza, sino que también ha abierto sus puertas a diversas expresiones de la música popular, desde el tango y el folclore, hasta el pop y géneros como la cumbia y el cuarteto.