Si bien se suele asociar al tango con algunas de sus muchas voces masculinas, desde Gardel y Magaldi hasta Sosa y Goyeneche, desde los nacimientos del género han existido gran cantidad de mujeres dedicadas a darle voz a las canciones de música ciudadana.

En una época en la que el tango con presencia femenina es más fuerte que nunca, vale la pena hacer un breve repaso por algunas de las grandes voces femeninas de su historia.

Ada Falcón

Apodada en su momento “La emperatriz del tango”, Ada Falcón fue una de las primeras grandes estrellas del género. Llegó a grabar numerosos éxitos, sobre todo junto a la orquesta de Francisco Canaro. Personaje misterioso, se retiró de la música muy joven, no sin antes dejar el terreno allanado para varias generaciones de mujeres cantantes.

Tita Merello

Otra de las primeras grandes vocalistas de tango, “la Merello” dejó una impronta permanente en la historia del género. Dueña de un estilo arrabalero verdaderamente inimitable, su interpretación de “Se dice de mí” es aun hoy en día un verdadero hito de la cultura popular argentina. También tuvo una carrera brillante como actriz, que duró varias décadas.

Nelly Omar

La carrera de Nelly Omar se desarrolló especialmente durante las décadas de 1930 y 1940, en gran medida de la mano de su trabajo en el cine. Omar no sólo fue intérprete sino también compositora, tanto de tango como de música folclórica. Dueña de una voz envidiable, su larga trayectoria llegó, aunque con altibajos, hasta entrado el siglo XXI.

Adriana Varela

Una de las grandes representantes de la renovación del tango durante la segunda mitad del siglo, Con una voz potente y una presencia escénica inolvidable, Adriana Varela se convirtió en uno de los principales modelos a seguir para innumerables mujeres que se acercaron al género desde finales del siglo pasado y hasta la actualidad.